¡Suscríbete a nuestro newsletter para recibir descuentos y ofertas exclusivas!

Tú preguntas, KoRo responde

Sostenibilidad en KoRo

¿Es KoRo realmente sostenible?

“¿Por qué utilizáis envases de plástico?”
"¿Qué hace KoRo para hacer un mundo mejor?"
"¿Por qué no todos los productos de KoRo son ecológicos?"

Os hemos preguntado qué es lo que más os interesa saber sobre la sostenibilidad en KoRo y nuestro equipo de sostenibilidad ya tiene todas las respuestas. La pregunta que más se ha repetido es si KoRo es realmente sostenible y queremos responderla de inmediato. La sostenibilidad es uno de nuestros valores centrales junto con la pasión, transparencia, integridad y curiosidad; esto significa que juega un papel de suma importancia en todas las decisiones que tomamos. Somos conscientes de la responsabilidad que tenemos como empresa en el mercado de los alimentos, pues estos producen un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero. En este contexto, la sostenibilidad puede tener muchas facetas; por ejemplo, en KoRo promovemos una integración de productos más sostenibles en tu compra al ofrecerte una gama de productos compuesta en un 99 % de productos vegetarianos, hasta un 80 % de productos veganos y un 47 % de productos ecológicos (a marzo de 2024).

Gracias a nuestros paquetes grandes ahorramos en residuos de paquetes en comparación con los paquetes de tamaño convencional que se encuentran en el mercado; esto corresponde, en término medio, a un 40 % por 1 kg de producto. Sin embargo, queremos ser completamente transparentes en cuanto a esto, y es que a pesar de nuestros esfuerzos, en algunos aspectos aún no llegamos a las metas que nos hemos propuesto y en el camino aparecen cada vez más desafíos, algunos de los cuales trataremos con más detalle en esta página. Además, en algunos casos, es posible que KoRo nunca llegue a cumplir lo que algunas personas entienden por sostenibilidad y por eso no queremos llamarnos 100 % sostenibles ni publicitarnos activamente con esta palabra que está tan de moda. Sin embargo, queremos seguir trabajando para integrar más sostenibilidad económica, ecológica y social y comunicarnos de forma transparente en este sentido. A pesar de esto queremos seguir trabajando en integrar más sostenibilidad económica, ecológica y social en KoRo y seguir comunicando de manera transparente. En cuanto a esto, nos tomamos muy en serio las críticas y sugerencias e intentamos siempre entablar un diálogo, pues solo así podremos seguir desarrollando e integrando tantas facetas de la sostenibilidad como sea posible.

En KoRo queremos…

…reducir los residuos de envases.

Nuestros paquetes grandes son parte de nuestra identidad. Con ellos, no solo hacemos las ventas más fáciles y te damos una alegría por más tiempo; también reducimos los residuos de envases en comparación con los paquetes de tamaño convencional: en promedio un 40 % por 1 kg de producto*.

*Año 2022, cálculo basado en una muestra aleatoria de productos de diferentes categorías (snacks, frutos secos, fruta seca, ingredientes para cocinar) en comparación con los competidores minoristas estándar, extrapolado a nuestros 519 envases a granel disponibles en la tienda.

…acortar las cadenas de suministro.

Muchas veces nuestros productos deben recorrer largas distancias hasta llegar a tu despensa. Por esto, nuestra meta es saltarnos la mayor cantidad posible de etapas en las cadenas de suministro de nuestro productos. 

…ofrecer alternativas.

Queremos ofrecerte alimentos de gran calidad para tu día a día a un precio justo. Por ello, nos preocupamos de que estos sean lo más naturales posible, que aporten a una dieta balanceada y principalmente vegetal o que nuestros snacks sean una alternativa más saludable y potencialmente más sostenible.

Lieferant:innen/Erzeuger:innen

En KoRo queremos hacer las cosas fáciles para nuestros productores y distribuidores e idealmente ahorrar pasos en la cadena comercial, como el reenvasado; por ello hacemos nuestras etiquetas lo más sencillas posible. Los países de origen de nuestros productos varían regularmente dependiendo de dónde se abastezcan nuestros proveedores y cambiar una etiqueta no es tan fácil ni tan flexible con nuestro software actual. Sin embargo, en nuestra página web puedes encontrar toda la información sobre el origen y, si aplica, la certificación ecológica de los productos.

Desde KoRo solo realizamos inspecciones limitadas de proveedores o fabricantes. Contamos con auditorías oficiales realizadas por terceros especialmente formados y con los conocimientos adecuados. Solo visitamos a los fabricantes para entablar un diálogo personal con ellos y en casos necesarios (para controles de calidad, por ejemplo). Las inspecciones oficiales de seguridad alimentaria las realizan socios externos para nosotros. Además, trabajamos principalmente con proveedores que cumplen la norma GFSI (Global Food Safety Initiative). Si un producto está certificado como "ecológico", los productores suelen ser inspeccionados in situ una vez al año por organismos de inspección. En Alemania, estos organismos de inspección son empresas privadas autorizadas por la Oficina Federal de Agricultura y Alimentación (BLE por sus siglas en alemán) y supervisadas por las autoridades de inspección de los estados federales. Lo mismo ocurre con la certificación Fairtrade: "La empresa de certificación FLOCERT comprueba in situ si los productores y comerciantes cumplen las normas Fairtrade y respetan los criterios sociales, económicos y ecológicos. También comprueba si las organizaciones de productores reciben el precio mínimo especificado y la prima Fairtrade. FLOCERT es una organización de certificación independiente y una filial de Fairtrade International". En KoRo queremos seguir aumentando la proporción de productos ecológicos y de comercio justo en nuestra gama.

¹ https://www.oekolandbau.de/bio-siegel/info-fuer-verbraucher/bio-kontrollen/ (en alemán)
² https://www.fairtrade-deutschland.de/was-ist-fairtrade/zertifizierung-und-kontrolle (en alemán)

Trabajamos con cientos de proveedores en el mundo y, lamentablemente, no tenemos una visión completa ni de sus cadenas de provisión ni de la forma en que pagan a sus productores. En general, preguntamos a todos los posibles proveedores si ellos y sus subproveedores cumplen las normas laborales mínimas y las normas laborales fundamentales de la OIT (Organización Internacional del Trabajo). En el futuro introduciremos un código de conducta para proveedores y socios donde estén formulados nuestras expectativas y estándares. En él también hacemos un llamamiento a nuestros socios a que paguen justamente a sus trabajadoras y trabajadores (al menos el salario mínimo). Con fiamos en la honradez de nuestros socios y en que cumplan con estas normas; además, también existen organismos de inspección externos (como Fair trade) con los que ampliaremos nuestra cooperación.

Queremos ofrecer una amplia variedad de productos y, por lo tanto, también importamos mercancías con rutas de transporte más largas. Nuestra gama de productos también depende en gran medida de la demanda; sin embargo, también intentamos ofrecer alternativas con rutas de transporte cortas y que esto sea posible depende del producto y de su proveedor. Para KoRo, la calidad y el sabor son lo primero y para garantizarlo, a veces tenemos que recurrir a importaciones de países lejanos. También hay productos que simplemente no pueden cultivarse en la UE, como los mangos o los cocos.

Para mantener nuestra huella de carbono lo más baja posible, estamos trabajando en acortar nuestras cadenas de suministro y, además, evitamos transportar nuestros productos por vía aérea utilizando rutas de importación alternativas.

Tus preguntas sobre nuestros paquetes

Nuestra prioridad es que los productos lleguen sanos y salvos a tu casa. El paquete debe proteger bien el alimento, lo que en un vocabulario especializado se conoce como “capacidad de barrera óptima”. Si esta protección no existe, el producto caducará mucho más rápido y, en el peor de los casos, tendrás que tirarlo. Nuestro objetivo, por tanto, es optimizar nuestros paquetes para que sean lo más seguros posibles para los alimentos y para que ayuden a prolongar la vida útil de ellos; en muchos casos, solo los envases de plástico cumplen con este requisito. Los frutos secos, por ejemplo, son muy grasos y engrasarían y dañarían un envase de papel en poco tiempo. A pesar de su mala reputación, el plástico no es necesariamente la opción de envasado menos sostenible. En KoRo no queremos utilizar un tipo de paquete solo porque tiene fama de ser “verde”, como pasa generalmente con aquellos hechos con una combinación de papel y aluminio, por ejemplo; por fuera parecen paquetes de papel y perfectamente reciclables, pero en realidad son mucho más difíciles de reciclar porque se trata de un material compuesto. Como actualmente no todos nuestros envases pueden reciclarse y somos conscientes del impacto que genera el plástico desechado incorrectamente y de la energía necesaria para producirlo, trabajamos continuamente para mejorar la reciclabilidad de nuestros envases. Nuestros paquetes de envío (cajas, material de relleno y cinta de paquetería) ya son completamente de papel. De hecho, el material de relleno y los cartones están hechos de material reciclado que, a su vez, también pueden reciclarse.

Los envases de nuestros productos no están hechos de materiales reciclados. Como empresa alimentaria, estamos sujetos, como puedes imaginar, a directrices estrictas en materia de higiene y seguridad de los envases y no se nos permite utilizar plástico reciclado para elaborar envases que entran en contacto con alimentos. De hecho, para este tipo de envases existen directrices estrictas que se aplican a la UE. Dado que no todos los fabricantes pueden o quieren cumplirlas, recurren a envases con una barrera entre el material reciclado y el alimento. Esta barrera protege al alimento de la contaminación, pero la desventaja es que dificulta el reciclaje del envase, lo que limita sus beneficios medioambientales. La directiva de la UE se renovó en 2022 para mejorar el reciclaje de plásticos reciclados en el sector alimentario. En la actualidad hay más de 200 procesos de fabricación de plásticos reciclados para su uso en envases alimentarios aprobados oficialmente. Esta directiva pretende aumentar la reutilización de los plásticos reciclados en el sector alimentario y combina la seguridad alimentaria con los beneficios medioambientales. Aunque el mercado de plásticos reciclados adecuados aún no se ha consolidado, se espera que en el futuro más materiales de envasado cumplan los estrictos requisitos del sector alimentario. Sin embargo, ya estamos buscando envases más sostenibles y estamos probando diversas alternativas que sean más reciclables. Hasta ahora, aún no hemos encontrado el material perfecto que cumpla nuestros criterios de sostenibilidad y otros temas importantes como la seguridad alimentaria.

El embalaje para el transporte de tus pedidos, por el contrario, es totalmente de papel y las cajas y el material de relleno ya son totalmente reciclables.

Actualmente, alrededor del 30 % de nuestros envases están hechos de un solo material que es reciclable, sin embargo, preferimos no hacer afirmaciones como “paquetes reciclables”, ya que solo hemos recibido declaraciones sobre reciclabilidad de estos envases de parte de los fabricantes y no a través de la certificación de proveedores terceros independientes; nuestro objetivo es poder verificar estas afirmaciones de manera independiente. No obstante, actualmente estamos trabajando para mejorar la reciclabilidad de nuestros envases en general y obtener una certificación al respecto. Parece más fácil de lo que es, porque tenemos que trabajar con materiales estables para garantizar que nuestros paquetes cumplen las estrictas normas de seguridad alimentaria. Para garantizar la durabilidad de nuestros envases, hay que asegurar por igual la elasticidad para ahorrar espacio en el transporte y la rigidez para proteger el producto.

Es difícil, o casi imposible, responder a esta pregunta, ya que cada uno de estos materiales tiene ventajas y desventajas. El papel, por ejemplo, es bueno para reciclar, pero no ofrece una barrera protectora lo suficientemente fuerte para los alimentos o, para contrarrestarlo, se utiliza como compuesto, que a su vez no es fácilmente reciclable. Los envases de plástico son muy ligeros y ahorran costes de transporte. El vidrio incurre en costes de transporte significativamente más elevados que el plástico o el papel, pero también puede ser más respetuoso con el medio ambiente debido a su vida útil larga y buena reciclabilidad. En el caso de las latas de alumino, su producción requiere mucha energía, pero su reciclabilidad es mejor. Algo importante de tomar en cuenta en relación con la reciclabilidad de los materiales es que aquellos que son compuestos (como el papel y el aluminio o papel y plástico como los tetra paks) son más difíciles de reciclar ya que los materiales están unidos entre sí. Los envases que están hechos de un solo material son más fáciles de reciclar. También es importante que el envase proteja de manera óptima los alimentos. Después de todo, ¿de qué sirve un envase que genera bajas emisiones de CO2 durante la producción y el transporte si los alimentos no están debidamente protegidos de las influencias externas? El resultado sería el desperdicio de alimentos. Por eso sopesamos todas las opciones de envasado posibles para cada producto y tomamos una decisión basada en todos los factores relevantes (incluida la conservación de la calidad, la seguridad alimentaria, los costes y la sostenibilidad).

Tus preguntas sobre nuestros productos

No. Trabajamos con alrededor de 200 proveedores en Alemania, Europa y fuera de Europa. Podrás encontrar la información sobre el lugar de elaboración de nuestros productos en nuestra página web, en la sección de información de cada producto.

Los países productores varían según el producto. Nos abastecemos de productos de todo el mundo y compramos donde se cumple con nuestros requisitos de calidad, sabor, precio y sostenibilidad. Los procesos exactos de fabricación de los productos varían de acuerdo con el proveedor. Si tienes dudas, podrás encontrar las especificaciones exactas sobre el origen y la producción de un producto en nuestra página web, en el apartado de detalles del producto correspondiente.

No. A pesar de que una gran parte de nuestros productos ya son de cultivo ecológico o están certificados como ecológicos, una parte de nuestros productos no lo es. Puedes averiguar qué productos están certificados como ecológicos en nuestro sitio web introduciendo la palabra “bio” en el barra de búsqueda o haciendo clic en una de las categorías (“desayunos”, por ejemplo), y filtrando después por “ecológico” en la opción “características”. Así encontrarás todos los productos ecológicos de esa categoría.

La razón principal es simplemente el sabor: probamos tanto los frutos secos convencionales como los ecológicos para producir las cremas que ofrecemos en calidad convencional y nos ha convencido más el sabor de los productos convencionales. En el caso de las almendras, por ejemplo, las convencionales tienen un sabor mucho más suave porque su zona de cultivo está fuera de Europa. En las zonas de cultivo europeas (Italia, Portugal, España), la proporción de almendras amargas es mayor y deben su sabor a las trazas de ácido cianhídrico que contienen. Otra razón para no ofrecer nuestras cremas de frutos secos en calidad ecológica es la importante diferencia de precio. Mientras sigamos siendo competitivos con productos de calidad ecológica, los ofreceremos. Esto varía de un producto a otro. Queremos ofrecer alimentos de gran calidad para todos los bolsillos, por esto optamos por la opción convencional y, por lo tanto, más barata.

No queremos decirle a nadie lo que tiene que comprar o cómo tiene que comer. Por eso, nuestro catálogo incluye una amplia gama de productos veganos, pero también no veganos. Nuestro objetivo es ofrecer productos de gran calidad a precios justos.

Tus preguntas sobre nuestros productos

Piran: “No. Trabajamos con alrededor de 200 proveedores en Alemania, Europa y fuera de Europa. Podrás encontrar la información sobre el lugar de elaboración de nuestros productos en nuestra página web, en la sección de información de cada producto”.

Piran: “Los países productores varían según el producto. Nos abastecemos de productos de todo el mundo y, en última instancia, compramos donde encontramos la mejor calidad. Las especificaciones exactas sobre el origen y la producción pueden encontrarse en nuestra página web, en el apartado de detalles del producto correspondiente”.

Piran: “No. Aunque una gran parte de nuestros productos ya son de cultivo ecológico o están certificados como ecológicos, una parte de nuestros productos no lo es. Puedes averiguar qué productos están certificados como ecológicos en nuestro sitio web introduciendo la palabra “bio” en el campo de búsqueda o haciendo clic en una de las pestañas, por ejemplo, "desayuno", y filtrando después por “bio” en la opción “características”. Así encontrarás todos los productos ecológicos de esa categoría”.

Piran: “La razón principal es simplemente el sabor: probamos tanto los frutos secos convencionales como los ecológicos para producir las cremas que ofrecemos en calidad convencional. Nos convenció más el sabor de los productos convencionales. En el caso de las almendras, por ejemplo, las convencionales tienen un sabor mucho más suave porque su zona de cultivo está fuera de Europa. En las zonas de cultivo europeas (Italia, Portugal, España), la proporción de almendras amargas es mayor, y son las responsables del sabor amargo debido a las trazas de ácido cianhídrico que contienen. Otra razón para no ofrecer nuestras cremas de frutos secos en calidad ecológica es la importante diferencia de precio. Mientras sigamos siendo competitivos con productos de calidad ecológica, los ofreceremos. Esto varía de un producto a otro. No somos una empresa que sólo ofrezca productos ecológicos; queremos ofrecer alimentos de gran calidad para todos los bolsillos, por eso optamos por la opción convencional y, por lo tanto, más barata, en el caso de algunos productos”.

Piran: "Actualmente compramos alrededor del 65% de nuestros productos directamente a los fabricantes o productores. Para el 35% restante, trabajamos con importadores y mayoristas".

Piran: "Cuanto más pequeñas son las cantidades de compra, más tenemos que recurrir a los mayoristas o a los importadores, porque todavía no somos lo suficientemente grandes como empresa para abastecernos siempre directamente en el origen o de los productores. Los importadores, por ejemplo, agrupan las cantidades y permiten así un transporte eficiente desde el país de origen, lo que en última instancia ahorra emisiones por la logística. Cuando compramos productos a los mayoristas, nos saltamos el paso de la impresión y el diseño del envase, lo que también ahorra costes, distancias de transporte y residuos de envases. Sin embargo, ya nos abastecemos directamente de algunos de nuestros productos, por ejemplo, nuestros mangos provienen de agricultores privados de Burkina Faso. La proporción de productos que compramos directamente a los productores o fabricantes aumenta cada año con nuestro tamaño y el volumen que compramos, y con ello nuestra transparencia dentro de las cadenas de suministro. Nuestro objetivo declarado es verticalizar todos los productos hasta el origen y crear así la máxima transparencia.

Piran: "No queremos decirle a nadie lo que tiene que comprar o cómo tiene que comer. Por ello, nuestro surtido incluye una amplia gama de productos veganos, pero también no veganos. Nuestro objetivo es ofrecer productos de alta calidad a precios justos".

Piran: "En 2021, ahorramos entre 30 y 50 toneladas de plástico al utilizar paquetes grandes y omitir las etapas comerciales en comparación con el comercio minorista. En 2022, tenemos previsto ahorrar más de 100 toneladas de plástico. Al acortar las rutas de transporte y omitir las etapas comerciales de la mayoría de nuestros productos, generamos menos emisiones de CO₂. El material de relleno de nuestros envases está hecho de materiales reciclados y estamos evaluando constantemente opciones de envasado alternativas para nuestros productos. Ofrecemos una gama casi exclusivamente vegetariana/vegana y, a partir de 2022, equiparemos con nuestros productos los primeros puestos sin envasar de los distintos socios minoristas. Sin embargo, no queremos comercializarnos como un minorista sostenible. Queremos poner nuestros productos a disposición de muchos consumidores a precios justos y estamos convencidos de que vender muchos productos con un pequeño aspecto sostenible también puede tener un impacto sostenible. Para KoRo, más sostenibilidad significa sobre todo crear una transparencia radical en nuestras acciones y comunicar abiertamente las decisiones internas. Sin embargo, siempre estamos abiertos a las críticas, las ideas y los comentarios, y queremos elaborar una nueva visión de KoRo junto con todo nuestro equipo este año".

Tus preguntas sobre nuestros productos